Un mundo para... ser social
 
Un mundo para... ser social
EDITORIAL
Propuesta al área de ciencias sociales
CIENCIAS SOCIALES
Ciencias políticas y económicas
FILOSOFÍA
Audios para saber
AYUDAS ACADÉMICAS
Mis enlaces favoritos
GALERIA DE FOTOS
COLOMBIA, TIEMPO Y ESPACIO
La Radio...difusoras
Un mundo para... ser social

imagen
Imagen
 
EL CALENTAMIENTO GLOBAL
Hasta ahora las sociedades al nivel mundial vienen prendiendo las alarmas acerca del calentamiento global. Através del tiempo la tierra ha experimentado grandes cambios climáticos que han obedecido a su propia naturaleza, a su misma dinámica evolutiva o a su accionar como pieza dentro de un sistema complejo en el que debe sufrir ciertas convulsiones como efecto de los movimientos que debe ejercer dentro de este. Pero ¿y qué papel ha ejercido el hombre en los cambios climáticos actuales? ¿es el calentamiento global causa de su historia y su desarrollo?
Mas sobre calentamiento global
El clima siempre ha variado, el problema del cambio climático es que en el último siglo el ritmo de estas variaciones se ha acelerado de manera anómala, a tal grado que afecta ya la vida planetaria . Al buscar la causa de esta aceleración, algunos científicos encontraron que existe una relación directa entre el calentamiento global o cambio climático y el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), provocado principalmente por las sociedades industrializadas.

Encuentre los factores de los cambios climáticos actuales
cambio climático
Amplia tus conceptos acerca de los cambios climáticos en la tierra



INTERCAMBIO HUMANITARIO Y PROCESOS DE PAZ EN COLOMBIA, CUESTION PÓLITICA, DE ORGULLO O DE INTERESES MARCADOS.
imagen
CACIQUE Y GAMONALES
...
La historia de Colombia a transcurrido en un mar de contradicciones políticas y sociales heredadas de generación en generación en un marco de sucesivas prácticas corruptas protagonizadas por grupos de élite vinculados al bipartidismo nacional y representados por grandes caciques o gamonales en cada región del país. Este juego de poderes que incluye la repartición de la tierra, la hegemonía política y el control de las rentas, fue creando grandes brechas sociales y rencores marcados por quienes no poseían los privilegios de pertenecer a las grandes familias aristocráticas o no ser parte de las cuotas burocráticas que envuelven sus tejidos de poder.
Desde los albores de la República esa práctica exclusiva ya se evidenciaba desde los distanciamientos entre Santander y el Libertador. El nacimiento de los partidos y las luchas de poderes entre estos recorrieron todo el siglo XIX hasta llegar a la Guerra de los Mil Días (evento que produjo más de 80.000 muertes). El siglo XX no dejó atrás estas rivalidades y excesos de poder, fenómenos como la entrega de Panamá, las masacres de las bananeras (más de 25.000 muertos), la muerte de Jorge Eliécer Gaitán y el surgimiento del periodo conocido como la época de la violencia a mediados del siglo (más de 300.000 muertes),
todo esto sumado a las constantes agresiones y persecuciones de unos y otros fueron llevando la nación al surgimiento de las situaciones que hoy día enfrentamos.
Marquetalia
Un error estratégico de las élites colombianas o el paso natural hacia la resistencia armada por el poder político. Dos argumentos que explican el origen de las Farc y la permanencia del conflicto en Colombia desde hace 40 años.

Hace cuarenta años, en 1964, se llevaron a cabo las operaciones militares contra las regiones en las cuales se refugiaron los núcleos guerrilleros comunistas que enfrentaron la brutalidad oficial en el período de La Violencia. Estos núcleos, acogidos a la política de paz del primer presidente del Frente Nacional, Alberto Lleras Camargo, a su turno se habían negado a abandonar las armas, transformándose, como en la época de la amnistía del general Gustavo Rojas Pinilla, en 1953, en organizaciones de autodefensa campesina. El ciclo autodefensa - guerrilla móvil - autodefensa - guerrilla móvil, iniciado en 1949 cuando la dirección comunista hizo un llamado a "organizar la autodefensa en todas las regiones amenazadas por ataques reaccionarios", culminaría con el nacimiento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) a mediados de los años sesenta.

¿Cuál fue el origen de estas operaciones militares?

Uno de los debates más agudos en la historiografía colombiana ha girado en torno a la denominación exacta este plan militar. ¿Se llamó Plan Laso o Lazo? Aún cuando el debate gira en apariencia en torno a una letra (s ó z), las implicaciones son obviamente más profundas. Para las Fuerzas Armadas, el proyecto fue elaborado por la propia institución castrense y se denominó Plan Lazo, dado que se trataba de "enlazar", de llevar a cabo un cerco militar para desactivar las regiones de influencia comunista. Esta postura ha sido defendida con pasión por el general Álvaro Valencia Tovar, uno de los protagonistas de la toma de Marquetalia. Para sus críticos, en especial de izquierda, el proyecto se llamó, por el contrario, Plan Laso (en razón de su denominación en inglés, Latin American Security Operation) , debido a que el ataque a Marquetalia se habría inscrito en un proyecto contrarrevolucionario global para toda América Latina agenciado desde Washington.

¿Quién tiene la razón?

A la vez ambas partes y ninguna. Como ha mostrado Dennis Rompe, hubo en efecto un plan Laso para América Latina diseñado en Washington en el marco de la política de contrainsurgencia posrrevolución cubana que impulsó el gobierno de John F. Kennedy con la Alianza para el Progreso. Este proyecto global se "españolizó" bajo el nombre de Lazo en la también llamada Operación Soberanía contra Marquetalia y el resto de los enclaves comunistas. En otras palabras, Laso con 's' fue el diseño estratégico elaborado por los expertos del Departamento de Defensa en Washington y Lazo con 'z' fue la adaptación táctica en el terreno de batalla realizada por el Estado Mayor del Ejército Nacional.

¿Un error estratégico?

El Plan Lazo (o Laso) constituyó un error estratégico de las élites colombianas, en la medida en que sirvió de detonante para la emergencia de las Farc que no se hubiese producido en efecto si no se hubiese llevado a cabo el ataque contra Marquetalia. Las autodefensas campesinas de influencia comunista se habrían mantenido como tales y, probablemente, con el correr del tiempo se hubieran extinguido lentamente. Esta es la opinión, por ejemplo, del historiador Pierre Gilhodès, quien sostiene que "no es exagerado concluir que en Colombia, desde el punto de vista estrictamente militar, se inventó el enemigo en nombre de una respuesta continental (.) La inspiración vino del exterior en esta ofensiva ideológico-militar de comienzos de los sesenta. Se presionó sobre un presidente débil para tener en la cúspide militar a un oficial de nuevo corte, apto para aplicar una teoría gemela y complemento de la Alianza para el Progreso" . Gilhodès se refiere al general Alberto Ruiz Novoa, comandante del Batallón Colombia en la Guerra de Corea, la cual introdujo al Ejército colombiano, que se hallaba inmerso en una guerra civil interna, en la lógica de la Guerra Fría. Con lo cual pasamos -según los conocidos términos de Francisco Leal Buitrago- de un Ejército de "adscripción bipartidista" a un Ejército de "adscripción anti-comunista".

Según este mito, las Farc no surgieron por iniciativa propia, sino como resultado de una agresión externa. El movimiento guerrillero incipiente no habría sido quien le declaró la guerra al Estado, sino, por el contrario, fue el Estado quien le declaró la guerra a las organizaciones agrarias comunistas, las cuales se vieron obligadas a defender su vida mediante las armas. El discurso de Manuel Marulanda en San Vicente de Caguán se inscribe en la lógica propia de esta lectura de la historia.

Hace cuarenta años...

Así, pues, tras 40 años de los hechos trágicos de Marquetalia, el conflicto armado continúa. Se trata de uno de las confrontaciones armadas más antiguas del mundo. Solo tres conflictos le disputan a Colombia el triste récord de la longevidad: la confrontación por el Cachemira entre la India y Pakistán (1947), la guerra entre Israel y Palestina (1948) y la guerra de secesión en Birmania (1960).

Marquetalia es leída por algunos como el inicio de una gloriosa historia de luchas armadas de carácter revolucionario. Para otros, como un grave error histórico de las élites colombianas que ha ensangrentado al país sin pausa ni tregua desde hace ya cuatro décadas. El debate y la herida siguen abiertos.

* Investigador del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (Iepri) de la Universidad Nacional de Colombia.
The Past as Prologue: A History of U.S. Counterinsurgency Policy in Colombia , 1958-1966, Carlisle, Strategic Studies Institute, 2002.
"El Ejército colombiano analiza la violencia", en Gonzalo Sánchez y Ricardo Peñaranda (eds.), Pasado y presente de la violencia en Colombia , Bogotá, p. 317.

BUSQUEDA DE CAMINOS O MERAS IDEAS OPTIMISTAS
Cuando en Colombia se habla de acuerdos de paz con grupos al margen de la ley se deben tener en cuenta varios factores a considerar:

1. El gobierno como tal debe hacer uso de sus facultades para hacer respetar la Constitución Nacional y no caer en debilidades políticas que permitan desventajas que favorezcan las intenciones negociadoras de dichos grupos. No obstante, el gobierno puede considerar dadas las circunstancias, algunos elementos que pueda denotar flexibilidad a la hora de encontrar conveniencia para las partes, esto es el Estado y el grupo en cuestión.

2. El gobierno no debe caer en divagaciones que incluyan posturas radicales, apasionamientos ideológicos y políticos, situaciones personales e intereses particulares, entre otras, porque a fin de cuentas lo que prima es el interés general de la nación.

3. El gobierno debe establecer muestras claras de su poder sin que esto decaiga en acciones prepotentes de creerse el único poseedor de la absoluta razón. El diálogo concertado es la mejor posibilidad de acallar los truenos de la indiferencia y la violencia.

4. Los grupos denominados insurgentes o revolucionarios deben tener como principio no pretender que una negociación está determinada por sus meros intereses, esta es también una actitud de soberbia y prepotencia. Lo realmente importante es la fuerza de los argumentos y las razones justificadas de sus acciones y estas deben ser de conocimiento público.

5. Los grupos armados no pueden abandonar las causas que los originó y esta debe estar sustentada en sus acciones, su lucha debe ser reconocida y respetada pero no temida menos aún por quienes se pretende sean sus beneficiarios.
imagen
DESPLAZAMIENTO FORZADO EN COLOMBIA
Un fenómeno para revisar, pensar y actuar...
¿LA EDUCACIÓN QUÉ?
Contexto eductivo actual, una visión mercantilista o el abandono de los ideales de libertad cultural...
 
Lo que tengas que decir por favor no lo calles
Me interesa tu opinión y sugerencias para el mejoramiento de esta pagina